Nuestra metodología está basada en el proceso Unificado de Desarrollo de Software (RUP) debido a que éste, es un marco de trabajo genérico que puede especializarse para una gran variedad de sistemas de software:

Dirigido por casos de uso: Los casos de uso representan los requisitos funcionales, lo que nos permite saber “Qué debe hacer el sistema” y “Para cada usuario”; lo que nos permite construir los sistemas que satisfacen las necesidades del cliente cumpliendo con la calidad.
Centrado en la arquitectura: La arquitectura nos da una clara perspectiva del sistema completo, que permita describir los elementos del modelo
Iterativo e incremental: Conseguir el equilibrio correcto entre los casos de uso y la arquitectura es algo muy parecido al equilibrio entre la forma y la función, en el desarrollo de cualquier producto, se consigue con el tiempo (iteraciones incrementales).